Historia del arte · Mitología comparada · Psicología profunda · Simbología religiosa · Filosofía

20 de febrero de 2010

Atalanta Fugiens (XLI - L)

EMBLEMA XLI. De Secretis Natura.

Adonis ab apro occiditur, cui Venus accurrens tinxit Rosas sanguine.

EPIGRAMMA XLI

Ex patre, Myrrha, suo pulchrum suscepit Adonim,
Delitias Cypriæ, quem nece stravit aper.
Accurrit Venus & pede læsa cruore ruborem
Contulit ipsa rosæ, quæ prius alba fuit.
Flet Dea (flent Syri, luctus communis in orbe est)
Illum lactucis mollibus & posuit.

Fuga XLI. in 3. infrà. retrograda existente simplici feu Basi.



Venus tiñó las rosas con su sangre mientras acudía junto a Adonis, muerto por el jabalí.

EPIGRAMA XLI

Mirra concibió de su propio padre al hermoso Adonis, delicia de la Chipriota, al que un jabalí dio violenta muerte. Acudió Venus e, hiriéndose un pie, tiñó con su sangre la rosa que antes fue blanca. Llora la diosa (lloran los sirios, hay luto general en el orbe) y le ha enterrado entre tiernas lechugas.

EMBLEMA XLII. De Secretis Natura.

In Chymicis versanti Natura, Ratio, Experientia & Lectio,
fint Dux, scipio, perspicilia & lampas.

EPIGRAMMA XLII

Dux Natura tibi, tuque arte pedissequus illi
Esto lubens, erras, ni comes ipsa viæ est
Det ratio scipionis opem, Experientia firmet
Lumina, quo possit cernere posta procul.
Lectio sit lampas tenebris dilucida, rerum
Verborumque strues providus ut caveas.

Fuga XLII. in 4. suprà. Contrapunčtum.



Sean la Naturaleza, la Razón, la Experiencia y la Lectura,
guía, bastón, lentes y lámpara para el que quiera aprender la química.

EPIGRAMA XLII

Que la Naturaleza os guíe, y vos seguidla en vuestro arte, porque erraréis si no es la compañera de vuestro camino. Que la Razón os sirva de cayado, y la Experiencia os asegure las luces para que con ella podáis ver las cosas lejanas. Sea la Lectura la lámpara que despeje las tinieblas para que os guardéis, prudente, del amontonamiento de cosas y palabras.

EMBLEMA XLIII. De Secretis Natura.

Audi loquacem vulturem, qui neutiquam te decipit.

EPIGRAMMA XLIII

Montis in excelso consistit vertice vultur
Assidue clamans; Albus ego atque niger,
Citrinus, rubeusque feror, nil mentior. Idem est
Corvus, quin pennis absque volare solet
Nocte tenebrosa mediaque in luce diei,
Namque artis caput est ille vel iste tuæ.

Fuga XLIII. in 5. feu 12. infrà. Contrapunčtum.



Escuchad lo que os dice el buitre, que de ninguna forma os engaña.

EPIGRAMA XLIII

En lo alto del monte está el buitre exclamando sin cesar: se dice que soy blanco y negro, amarillo y rojo, y no es mentira. Lo mismo le pasa a el cuervo, que suele volar sin plumas. Así pues, en la noche tenebrosa y a la luz del día, éste y aquél son el elemento principal de vuestro arte.

EMBLEMA XLIV. De Secretis Natura.

Dolo Typhon Osyridem trucidat, artúsque illius
Hinc inde dissipat, sed hos collegit Isis inclyta.

EPIGRAMMA XLIV

Syria Adonidem habet, Dionysum Græcia, Osirim
Ægyptus, qui sunt nil nisi Sol Sophiæ:
Isis adest soror & conjunx ac mater Osiris,
Cujus membra Typhon dissecat, illa ligat.
Defluit at pudibunda mari pars, sparsa per undas,
Sulphur enim, Sulphur quod generavit, abest.

Fuga XLIV. in 5. feu 12. suprà. Basi sola proportione existente.



Tifón despedaza a traición a Osiris y dispersa
sus miembros aquí y allá, pero la ínclita Isis los ha reunido.

EPIGRAMA XLIV

Siria tiene a Adonis, Grecia a Dionisio, Egipto a Osiris, que no son sino el Sol de la Sabiduría. Está también Isis, hermana, esposa y madre de Osiris, que junta los miembros de aquél que Tifón cercenó. Pero el miembro viril ha caído al mar y está perdido entre las olas, pues el azufre, lo que el azufre ha engendrado, está ausente.

EMBLEMA XLV. De Secretis Natura.

Sol & ejus umbra persiciunt opus.

EPIGRAMMA XLV

Sol, fax clara poli, non corpora densa penetrat,
Hinc illi adversis partibus umbra manet:
Vilior hæc rebus quamvis est omnibus, usu
Attamen Astronomis commoda multa tulit.
Plura Sophis sed dona dedit Sol, ejus & umbra,
Auriferæ quoniam perficit artis opus.

Fuga XLV. in 3. sup. vertendo Bas. & incip. ab initio in clave d.



El sol y su sombra llevan a buen término la obra.

EPIGRAMA XLV

El sol, clara antorcha de la bóveda celeste, no penetra los cuerpos densos; por eso en las partes que le dan la espalda permanece la sombra. Y aunque esta es la más vil de todas las cosas su uso no tiene mucha utilidad para los astrónomos. Pero el sol ha otorgado muchos dones a los filósofos, y su sombra, porque permite finalizar la obra de arte de fabricar oro.

EMBLEMA XLVI. De Secretis Natura.

Aquilæ duæ, una ab ortu, altera ab occasu conveniunt.

EPIGRAMMA XLVI

Jupiter e Delphis aquilas misisse gemellas
Fertur ad Eoas Occiduasque plagas.
Dum medium explorare locum desiderat Orbis,
(Fama ut habet) Delphos hæ rediere simul.
Ast illæ lapides bini sunt, unus ab ortu,
Alter ab occasu, qui bene conveniunt.

Fuga XLVI. Reciproca.



Acuden a reunirse dos águilas, una proviene del orto y la otra del ocaso.

EPIGRAMA XLVI

Se cuenta que Júpiter, queriendo determinar el centro exacto del mundo, envió desde Delfos dos águilas gemelas hacia las regiones de oriente y occidente. Según la tradición éstas volvieron a Delfos simultáneamente. Así pues, hay dos piedras gemelas que simpatizan perfectamente; una procede del orto, la otra del ocaso.

EMBLEMA XLVII. De Secretis Natura.

Lupus ab Oriente & Canis ab Occidente venientes te invicem momorderunt.

EPIGRAMMA XLVII

Hinc, ubi Sol oritur, Lupus advenit, ast ubi Ponto
Mergitur, inde canis, qui duo bile tument.
Hunc is , & hic illum, stimulante furore momordit,
& rabidus rictu visus uterque fuit.
Sunt gemini hi lapides, gratis qui dantur ubique
Omnibus atque omni tempore, quos teneas.

Fuga XLVII. in 8. duplici suprà.



Un lobo que venía de oriente y un perro de occidente se mordieron uno a otro.

EPIGRAMA XLVII

Del lugar por donde el sol sale un lobo viene, y del lugar por donde se hunde un perro, ambos hierven de ira. Excitados por la furia se enzarzaron con rabia al verse mordisqueándose mutuamente. Estos dos son piedras hermanas que se dan gratuitamente en todas partes, en todo tiempo y a todos. Debéis conocerlas.

EMBLEMA XLVIII. De Secretis Natura.

Rex ab aquis potatis morbum, à medicis curatus sanitatem obtinet.

EPIGRAMMA XLVIII

Divitis populisque potens Rex fontis amavit,
Por, ari a servis quas sibi poscit, aquas.
Has bibit & rebibit, venas mox inde repletus
Discolor a claris suscipitur medicis;
A quibus ut purgatus erat, sudoribus, alvo,
Oreque, mox tincta est utraque mala rosis.

Fuga XLVIII. in 5. feu 12. suprà. vertendo simplicem. [ac inirio].



El rey enfermo que es cuidado por los médicos,
obtiene la salud gracias a la ingestión de unas aguas.

EPIGRAMA XLVIII

Un rey poderoso en riqueza y pueblos deseó beber las aguas de una fuente, e hizo que se la trajeran sus sirvientes. Las bebió y volvió e beber y, llenas sus venas de ellas, perdió el color, siendo entonces cuidado por ilustres médicos. Habiendo sido purgado por ellos con sudores y por el vientre y la boca, ambas mejillas se le tiñeron de nuevo de rojo.

EMBLEMA XLIX. De Secretis Natura.

Infans Philofophicus tres agnoscit patres, ut Orion.

EPIGRAMMA XLIX

Fabula narratur, Phœbus, Vulcanus & Hermes
In pellem bubulam semina quod suerint;
Tresque Patres furint magni simul Orionis:
Quin Sobolem Sophiæ sic tripatrem esse ferunt:
Sol etenim primus, Vulcanus at esse secundus
Dicitur, huic præstans tertius arte pater.

Fuga XLIX. in 5. suprà. vertendo Basin feu fugientem vocem &
incipiendo ab initio in d. fic vertendo simplicem & incipiendo in fineg.



El hijo de la filosofía reconoce tres padres, como Orión.

EPIGRAMA XLIX

Cuenta la fábula que Hermes, Vulcano y Febo vertieron su semen en una piel de vaca, y los tres fueron al tiempo los padres del gran Orión. Del mismo modo, dicen que la prole de la sabiduría tiene también tres padres. Se dice que el Sol es el primero, Vulcano el segundo, y el tercer padre es el que sobresale en el arte.

EMBLEMA L. De Secretis Natura.

Draco mulierem, & hæc illum interimit, simulque sanguine perfunduntur.

EPIGRAMMA L

Alta venenoso fodiatur tumba Draconi,
Cui mulier nexu sit bene vincta suo:
Ille maritalis dum carpit gaudia lecti,
Hæc moritur, cum qua sit Draco tectus humo.
Illius hinc corpus morti datur, atque cruore
Tingitur: Hæc operis semita vera tui est.

Fuga L. in 3. feu 10. infrà.



El Dragón y la mujer se han dado mutua muerte, y se empapan en sangre simultáneamente.

EPIGRAMA L

Cavad una profunda tumba para el Dragón venenoso, en cuyo abrazo esté bien apretada una mujer. Mientras él recoge los placeres del lecho nupcial, que ella muera, y que el Dragón sea enterrado con ella en el suelo. Así se da su cuerpo a la muerte y se tiñe de sangre. Ésta es la verdadera senda para tu obra.

←Atalanta Fugiens (XXXI - XL)

Atalanta Fugiens, Introducción