Historia del arte · Mitología comparada · Psicología profunda · Simbología religiosa · Filosofía

20 de febrero de 2010

Atalanta Fugiens (XI - XX)

EMBLEMA XI. De Secretis Natura.

Dealbate Latonam & rumpite libros.

EPIGRAMMA XI

Latona sobolem non novit nemo gemellam,
(Ceufert fama vetus) quæ Jove nata fuit.
Hanc alii tradunt cum luna lumina solis
Mixta, nigra cui sint in facie maculæ.
Latonam ergo pares albescere, damnaque dantes
Ambiguos, adsit nec mora, rumpe libros.

Fuga XI. in 6. suprà.



Blanquead a Latona, y romped los libros.

EPIGRAMA XI

Nadie desconoce a los gemelos de Latona que, según refiere la antigua fama, son hijos de Júpiter. Otros dicen que esta prole resultó de mezcla de la luz del sol con la de la luna, que tiene manchas negras en la cara. Disponeos, pues, a blanquear a Latona y romped sin demora los libros ambiguos que os dañan.

EMBLEMA XII. De Secretis Natura.

Lapis, quem Saturnus, pro Jove filio devoratum, evomuit,
Pro monumento in Helicone mortabilus est positus.

EPIGRAMMA XII

Nosse cupis causam, tot cur Helicona pœtæ
Dicant, quodque ejus cuique petendus apex?
Est Lapis in summo, Monumentum, vertice postus,
Pro Jove deglutiit quem vomuitque pater.
Si ceu verba sonant rem captas, mens tibi læva est,
Namque est Saturni Chemicus ille Lapis.

Fuga XII. in 2. suprà.



La piedra que Saturno devoró creyendo que era su hijo
Júpiter fue puesta en el Helicón como recuerdo para los mortales.

EPIGRAMA XII

¿Queréis saber la razón de que tantos poetas canten al Helicón y de que haya quien intente escalar su cumbre? En su cima está la Piedra, Monumento en el vértice, que su padre vomitó en lugar de Júpiter. Si tomáis estas palabras al pie de la letra es que vuestra mente está enferma, pues aquella es la piedra química de Saturno.

EMBLEMA XIII. De Secretis Natura.

Æs Philosophorum hydropicum est, & vul lavari
septies in fluvio, ut Naaman leprosus in Jordane.

EPIGRAMMA XIII

Prætumido languens æs turget hydrope Sophorum,
Inde salutiferas appetit illud aquas.
Utque Naman Jordane lepræ contagia movit,
Abluitor lymphis terque quaterque suis:
Ergo præcipites in aquam tua corpora dulcem,
Moxque feres morbus illa salutis opem.

Fuga XIII. in 4. feu 12. suprà.



El cobre de los Filósofos es hidrópico y requiere ser lavado
siete veces en el río, igual que el leproso Naamán en el Jordán.

EPIGRAMA XIII

Languideciente, el cobre de los Sabios se hincha a causa de la hidropesía, por lo que busca las aguas salutíferas. Es como Naamán librándose de las huellas de la lepra en el Jordán, y se lava tres y cuatro veces en sus linfas. Así, pues, precipitad en agua dulce vuestros cuerpos, y luego aquélla, por su virtud salutífera, arrastrará las enfermedades.

EMBLEMA XIV. De secretis Natura.

Hic est Draco caudam suam devorans.

EPIGRAMMA XIV

Dira fames Polypos docuit sua rodere crura,
Humanaque homines se nutriisse dape.
Dente Draco caudam dum mordet & ingerit alvo,
Magna parte sui fit cibus ipse sibi.
Ille domandus erit ferro, fame, carcere, donec
Se voret & revomat, se necet & pariat.

Fuga XIV. in 8. infrà.



He aquí el Dragón que se muerde la cola.

EPIGRAMMA XIV

La cruda hambre enseñó a los Pulpos a comerse sus propias patas, y a los hombres a nutrirse de carne humana. Mientras el Dragón se muerde la cola con el diente y la ingiere, se convierte a sí mismo en gran parte de su propio alimento. Aquel debería ser domado mediante hierro, hambre, cárcel, mientras se devore y se vomite, se mate y se vuelva a parir.

EMBLEMA XV. De secretis Natura.

Opus siguli, consistens in sicco & humido, te doceat.

EPIGRAMMA XV

Aspice quam celeri figulos sua vasa figuret
Axe rotæ, argillam dum pede miscet aquæ:
In binis illi est fiducia rebus, ut humor
Pulveribus siccis temperet arte sitim.
Sic quoque tu facies exemplo doctior isto,
Terram aquæ ne superet, nec superetur humo.

Fuga XV. in 3. infrà.



Que la obra del alfarero, consistente en lo seco y en lo húmedo, os ilustre.

EPIGRAMA XV

Mirad con cuánta rapidez da forma el ceramista a sus vasos con el torno, mientras con el pie mezcla la arcilla con el agua. En dos cosas tiene depositada su confianza: en que, con su arte, el líquido atempere la sed de los secos polvos. Haced lo mismo, estando más asesorado con este ejemplo: que el agua no domine a la tierra ni sea dominada por ella.

EMBLEMA XVI. De Secretis Natura.

Hic leo, quas plumas non habet, alter habet.

EPIGRAMMA XVI

Victor quadrupedum Leo pectore fortis & ungue
Absque metu pugnat, dissimulatque fugam:
Aligeram cui tu pedibus conjunge Leanam,
Qua volat & secum vult relevare marem:
Ille sed immotus stat humo, retinetque volantem;
Hæc tibi naturæ monstret imago viam.

Fuga XVI. in 5 suprà.



Las plumas que un león no tiene, las tiene el otro.

EPIGRAMA XVI

El león, vencedor de los cuadrúpedos, fuerte de pecho y uña, lucha sin miedo y desdeña la huida. Unidle por las patas con una leona alada, la cual vuela y quiere arrastrar consigo al macho. Pero él está en el suelo, inamovible, y retiene a la voladora. Que esta imagen de la naturaleza os muestre el camino.

EMBLEMA XVII. De Secretis Natura.

Orbita quadruplex hoc regit ignis opus.

EPIGRAMMA XVII

Naturæ qui imitaris opus, tibi quattuor orbes
Quærendi, interius quos levis ignis agat.
Imus Vulcanum referat, bene monstret at alter
Mercurium, Lunam tertius orbis habet:
Quartus, Apollo, tuus, naturæ auditur & ignis,
Ducat in arte manus illa catena tuas.

Fuga XVII. in 3. supra.



La cuádruple órbita que rige la obra del fuego.

EPIGRAMA XVII

Vos, que imitáis la obra de la Naturaleza, debéis buscar cuatro esferas, en cuyo interior actúa un leve fuego. La inferior ha de referirse a Vulcano; la otra, que muestre a las claras a Mercurio; la tercera que tenga a la Luna; la cuarta, la vuestra, a Apolo, que se entiende como el fuego de la Naturaleza. Que esta cadena oriente a vuestras manos en el arte.

EMBLEMA XVIII. De Secretis Natura.

Ignire ignis amat, non aurificare, sed aurum.

EPIGRAMMA XVIII

Si quod agens fuerit naturæ, mittit in orbem
Vires atque suas multiplicare cupit.
Obiva sic ignis facit ignea cuncta nec est res,
Absque sua causa nobile quæ det opus.
Aurum nilignis per se , nilignis inaurat,
Quodlibet agnoscit quod sibi semen incit.

Fuga XVIII. in 7. suprà.



El fuego gusta de arder, no de aurificar, como hace el oro.

EPIGRAMA XVIII

Si algo es principio activo de la Naturaleza, pone sus fuerzas en movimiento y desea multiplicarlas. Así, el fuego hace todas las cosas ígneas, y no hay nada que dé una obra noble sin ayuda. El oro no quema por sí mismo, ni el fuego produce oro. Todas las cosas conocen dónde está su semilla.

EMBLEMA XIX. De Secretis Natura.

Si de quattuor unum Occidas, subito mortuus omnis erit.

EPIGRAMMA XIX

Bis duo stant fratres longo ordine, pondera terræ
Quorum unus dextra sustinet, alter aquæ.
Æris atque ignis reliquis est portio, si vis
Ut pereant, unum tu modo morte premas.
& consanguineo tollentur funere cuncti,
Naturæ quia eos mutua vincla ligant.

Fuga XIX. in 6. infrà.



Si matáis a uno de los cuatro, inmediatamente morirán todos.

EPIGRAMA XIX

Cuatro hermanos están en pie en larga fila, uno de los cuales sostiene en la mano derecha un pedazo de tierra; otro, de agua; la porción de los restantes es de aire y de fuego. Si queréis que perezcan, mata a uno de ellos y todos serán suprimidos por la muerte de su consanguíneo, ya que los ligan mutuos vínculos de naturaleza.

EMBLEMA XX. De Secretis Natura.

Naturam natura docet, debellet ut ignem.

EPIGRAMMA XX

Flamma, vorat quæ cuncta, velut Draco, gnaviter ursit
Virginis eximium vi superare decus:
Hinc lachrymis suffusa viro dum forte videtur,
Ille fuit miseræ ferre paratus opem.
Protinus hanc clypeo velans contendit in hostem,
& docuit tantas spernere mente minas.

Fuga XX. in 3. infrà.



La Naturaleza enseña a la Naturaleza a vencer el fuego.

EPIGRAMA XX

La llama que, como el dragón, todo lo devora, diligentemente se apresta a destruir por la fuerza la belleza eximia de la doncella. Estando ella derramando lágrimas, he aquí que es vista por azar por un varón. Él fue a ayudar a la desdichada. Adelantándose a cubrirla con el escudo, luchó con su enemigo, y la enseño a alejar del espíritu tantas asechanzas.

Atalanta Fugiens (XXI - XXX)→

←Atalanta Fugiens (I - X)

Atalanta Fugiens, Introducción